23/6/18

Cómo afecta la digitalización a todos los sectores

La digitalización afecta a todos los sectores y no solamente a la industria como algunos al principio creían. Y además no es un tema exclusivamente de tecnología. Es principalmente un tema de negocio.

Estos últimos años hemos asistido a cambios radicales en modelos de negocio: Airbnb no tiene hoteles, Youtube apenas crea contenidos propios, Amazon, Netflix, Stripe, etc. El factor común es que el antiguo modelo basado en producto se ha transformado en un modelo basado en servicio y un modelo digital.

Evidentemente, la tecnología está cambiando el mundo y nos hemos familiarizado con términos como Cloud Computing, impresión 3D, drones, robots y bots, Inteligencia Artificial (I.A.), machine learning, Big Data, Blockchain, criptomonedas, etc.

Se trata de tecnologías que revolucionarán muchos sectores.

La automoción está próxima a una gran revolución. No conduciremos coches ni los tendremos. El vehículo del futuro es inteligente y autónomo. Este modelo provocará muchos menos accidentes. Pagaremos por utilización y frente a las tarifas planas actuales, tendremos seguros por uso.

El sector de los seguros cambiará, no solo por la aparición de ese modelo de pago por uso, sino también con la aparición de otros modelos de negocio, como la contratación de seguros bajo demanda, por ejemplo con una app para actividades concretas en un espacio temporal determinado (si hoy voy a esquiar).

El sector de la finanzas es otro de los que esperan grandes cambios: las criptomonedas, el blockchain, el Big Data y su conocimiento absoluto sobre el cliente, la revolución en la seguridad con la aparición de la firma biometrica (la tarjeta de crédito será uno mismo), etc. La banca tiene motivos de preocupación y más si irrumpen nuevos competidores como Amazon.

La salud y el sector farmacéutico están haciendo grandes inversiones en tecnología. La clave estará en la sensorización y la monitorización: objetos conectados y wearables, la impresión 3D de órganos, la gestión de pacientes con una pulsera estando en su casa, etc.

El Media and Entarteinment vive también un gran periodo de cambio. Empezando por la transformación del periódico tal como lo conocíamos y su debate actual sobre si debe ser gratis o de pago. Antes buscábamos trabajo o piso en el diario y suponía una de sus principales fuentes de ingresos. En la actualidad ya no. Ya no se ven los canales tradicionales de la televisión, en todo caso se aguanta por la gente de más edad. Ahora el consumo de contenidos es a la carta. Lo mismo empieza a suceder con la radio.

El sector de bebidas y alimentación vive con la amenaza permanente de Amazon (que ya sirve producto fresco en menos de dos horas). Las etiquetas inteligentes permiten salir del súper sin pasar por caja. Por ahora todavía son caras pero es cuestión de tiempo. También es un reto la gestión de datos de consumo de los clientes, por ejemplo, la obtención de mapas de calor de los clientes en el supermercado a través del móvil.

El retail experimenta con probadores virtuales. Entramos en las tiendas y las pantallas se adaptan a nosotros.

El turismo está en plena revolución. La economía colaborativa necesita más regulación, un ejemplo claro lo vemos con el problema de regularización de los apartamentos que oferta AIRBNB. Los hoteles dependen cada vez más de la tecnología, la importancia de la reputación online, etc. La tendencia actual es la desintermediación, contratar directamente en el hotel en vez de con Booking o similares. Siguen surgiendo nuevos modelos de negocio, por ejemplo Byhours, para reservar por horas hoteles vacacionales en momentos de poca ocupación.

La educación está cambiando. La formación reglada sigue haciendo falta para médicos o ingenieros pero para el resto de formación que necesitas a lo largo de tu vida hay mucha plataforma digital a precios muy competitivos. Las clases virtuales son cada día son y ello abarata y da acceso a una oferta amplísima.

La administración pública tiene mucho camino por delante y retos importantes: el del Open Data, para que las diferentes administraciones gestionen nuestros datos, la transparencia, la relación online con el ciudadano en el marco de las Smart Cities, etc.

Todos los sectores tienen una tendencia común: la necesidad de entender al cliente, qué quiere y cómo le puedo ayudar. Mejorar su “experiencia de usuario”. Los mejores modelos son los que resuelven las necesidades del cliente.

Algunas notas de la jornada sobre Digitalización de la empresa gallega, organizada por APD en Santiago el pasado 9 de mayo e impartida por Luis Font.