9/7/18

Comunicación empresarial y Generación Z

Vivimos en una época de cambio. Esto no es nuevo, nuestra sociedad ya se ha enfrentado a épocas así. La gran novedad y por tanto la diferencia de este cambio frente a los anteriores es la velocidad, vertiginosa, y que esta vez, el cambio no va a parar. Ha venido para quedarse. Y nos obliga a adaptarnos a trabajar en el cambio continuo.

El cambio está motivado por la tecnología pero no es el centro. El valor diferencial es el uso de esa tecnología pero ésta tiene que estar al servicio de la comunicación y el marketing.

Es una era de sobreinformación. El valor se le da a las experiencias y no a los bienes materiales. Los clientes han cambiado. El mundo ON y el mundo OFF se han integrado. Es necesario usar todos los canales.


El mundo ha cambiado debido a la globalización. La generación Z es igual en todos los países. Los miembros de la generación Z se han formado y han socializado a través de internet. Eso los marca. Viven en un continuo dilema. Consideran que la educación tiene que cambiar, no les gusta lo que hay. Creen que debe ser menos teórica y mucho más práctica. Y que sirva realmente para algo. También están desencantados de la política. Y les gusta emprender para cambiar cosas.

Se les denomina también como generación de las íes: de internet, inmediatez (es un reto para las compañías, dar respuesta rápidas), innovación (unen cosas y las crean), irreverencia (pueden contrastar cualquier cosa que les digas), inquietud (necesitan cambiar) e influencia (quieren que les pidas opinión).

Y las 2 cs. De crisis (han crecido con ella) y de compartir (frente a la posesión).

En consumo son fieles a la marca mientras no les falle. Piden que la empresa tenga unos valores, además de precio y calidad quieren otras cualidades como inmediatez o lo relativo a la conservación del medio ambiente.

Como trabajadores valoran que haya buen ambiente, la conciliación desde el punto de vista de la flexibilidad, el desarrollo profesional, trabajando en diferentes puestos aunque sea en la misma compañía y la estabilidad de la propia compañía.

En la comunicación empresarial tiene cada vez más valor la reputación. La clave para conectar es el contenido. Es lo que permite diferenciarse. Se hace necesario crear mesas de coordinación de contenidos en las empresas. La inmediatez también. Se valora el ahora. El plan de marketing tiene que este vivo. Hay que cambiarlo continuamente. Por último, los datos son el mayor intangible en una empresa. Las empresas necesitan cada vez más gente de analítica.

Debemos preguntarnos, ¿por qué nuestros clientes son nuestros clientes?

Es necesario estar atentos a nuevas tendencias como el Marketing Automation, ADN de valores, la responsabilidad, la concienciación medioambiental, la autenticidad como guía o la importancia de la empatía. La comunicación interna también ha cambiado. Y el liderazgo también.

Las empresa se enfrentan a 12 grandes retos:

  1. Crear empresas más humanas. 
  2. Digitalización de procesos internos. 
  3. Valores, coherencia y ejemplaridad. 
  4. Líderes si. Jefes no. 
  5. Gestionar la diversidad. Convivirán 4 generaciones diferentes. 
  6. Gestionar equipos multidisciplinares. 
  7. El feedback del ahora. 
  8. Movilidad funcional y horizontal 
  9. Flexibilidad. 
  10. Medición de la productividad. Una asignatura pendiente. 
  11. Nodos de comunicación. Detectar quienes son los lideres de verdad en la empresa. Aliarse con ellos. 
  12. Experiencia del empleado. Contar con la gente para hacer cosas. 

Algunas notas de la conferencia de Isabel Lara sobre procesos digitales en la comunicación interna y externa de la empresa. En el encuentro Alumni IESE de Galicia el pasado 6 de junio en A Coruña.